José Canga Argüelles Cifuentes



José Canga Argüelles Cifuentes. Político, 1770-1842.

Nació en Oviedo, en el año 1770. Hermano de Bernabé, fue doctor honorario de la Universidad de Oviedo y Ministro de Hacienda durante 1811 (hasta el mes de agosto). Estudió Leyes y Cánones en la Universidad de Oviedo y se doctoró en la de Zaragoza. Allí vivió su familia mientras su padre Felipe perteneció a la Audiencia de esa provincia. Aunque su familia volvió a Oviedo, él esperó a doctorarse y posteriormente se trasladó a Madrid. Allí colaboró con su hermano en la traducción de clásicos griegos y escribió algunas poesías que no han pasado a la posteridad. Dotado de grandes conocimientos en Economía, su colaboración en obras de Campomanes en 1794 y 1796 le fue abriendo las puertas de la Sociedad Económica de Amigos del País y las puertas de la actividad política.

Su primer cargo político fue el de procurador general síndico por el Estado Noble de Gijón, el 3 de enero de 1798. No obstante, abandonó el puesto poco después y regresó a Madrid, al ser nombrado dos meses después oficial en la Caja de Amortización de Vales Reales, donde se mantuvo hasta el año 1803. Allí publicó numerosos trabajos y memorias que posteriormente engrosaron su Diccionario de Hacienda. El 8 de enero de 1800 fue nombrado secretario de su majestad y durante ese mismo año miembro honorario de la Sociedad de Amigos del País de Madrid. En 1801 fue socio honorario de la de Oviedo y en 1803 de la de Sanlúcar de Barrameda. Ese mismo año, tras dejar la Caja de Amortización en agosto, pasó con el mismo cargo a la Secretaría de Estado para ser después criado de la Casa Real. En octubre de 1804 fue nombrado contador del ejército de Valencia, donde se casó con Eulalia Ventades Ventades y tuvo a su hijo Felipe. En 1805 Carlos IV le nombró Caballero de la Orden de Carlos III y la Academia de la Historia le admitió en su seno.

En 1808 formó parte de la Junta Suprema de Valencia, donde fue nombrado intendente del ejército el 28 de abril de 1809. En noviembre de 1810 es nombrado por la regencia ministro interino de Estado y ministro de Hacienda. En enero de 1811 llegó a la isla de León (Cádiz), desempeñando una gran labor hasta agosto, donde organizó las finanzas del Estado, al borde de la quiebra. Posteriormente fue superintendente general de Hacienda, encargado de Indias, intendente de los ejércitos y del reino de Valencia. A finales de 1812 fue nombrado gobernador de Soria, abandonando el cargo en septiembre de 1813 para ser diputado por Asturias en Cádiz. En 1814 Fernando VII le condena a ocho años de prisión en Peñíscola. Por entonces sus estudios económicos le habían reportado fama internacional y la monarquía francesa recién restituida le concedía la Flor de Lis el 23 de abril de 1816 por los servicios prestados a la Casa de Borbón.

Liberado en 1820 por Riego, vuelve a la actividad política para ser elegido diputado en Cortes por Asturias y posteriormente, con el primer gobierno en marzo, Ministro de Estado y del Despacho de Hacienda y posteriormente Consejero de Estado. También recibió ese mismo año la acogida de la Sociedad de Amigos del País de Murcia. El 2 de marzo de 1821 los liberales moderados terminaron su gobierno abruptamente, y con él sus cargos. Partidario de la protesta contra la Santa Alianza por intromisión en los asuntos españoles, la reacción absolutista acaba con el Trienio Liberal y en 1823 se exilió a Londres. Allí colaboró en varios medios de los emigrados españoles hasta 1827. Desde junio de 1829 dirigió un periódico fundado por él, El Emigrado Observador, del que aparecieron doce números, además de varias de sus obras, entre 1825 y 1831. Regresó en 1829, pero ya no intervino en las luchas políticas. En 1834 fue nombrado visitador del Instituto de Jovellanos en Gijón, cesando en 1839. También fue nombrado académico de Historia en 1835 y archivero en Simancas, entre otros cargos que incluyen la Gran Cruz de Carlos III desde 1837. Falleció en Madrid el 2 de diciembre de 1842. Diez años después, Isabel II le concedió el título de Conde de Canga Argüelles. Dejó unas veinticinco obras inéditas que añadir a su prominente bibliografía.

Fuente: Enciclopedia de Oviedo

No hay comentarios:

Publicar un comentario